domingo, 13 de enero de 2013

Lectura recomendable

Comenté en el otoño de 2007, en plena preparación del examen MIR, que se presentaba entonces la primera parte de la visión de Jesús de Nazaret que compartía con nosotros el Papa Benedicto XVI sin afán magisterial, como teólogo Joseph Ratzinger (si es que esto puede delimitarse tan sencillamente, aunque el pontífice, en la introducción, aclara que "se puede discrepar con él"). Prometí escribir un "Después de leerlo", y lo cierto es que comencé la lectura pero no la culminé. Cinco años más tarde, cuando los Magos me han obsequiado con la tercera parte, "La infancia de Jesús", en la que el papa alemán habla de ellos, tras leerla he enlazado con ese otro texto aplazado, el que recorre la vida pública de Jesús desde su Bautismo que hoy celebramos hasta la Transfiguración, y me propongo completar el camino leyendo la segunda parte en el orden de edición, la correspondiente a los misterios de la Pasión, Muerte y  Resurrección. Hasta ahora me he acercado, guiado por Ratzinger, hasta el suceso del Jordán, hasta las tentaciones en el desierto, hasta el concepto de Reino de Dios que anuncia el galileo, y ahora me hallo inmerso en el apasionante capítulo que desgrana el Sermón de la Montaña. Que de esta apreciable trilogía a muchos católicos les haya llegado únicamente la "noticia" relativa a la mula y el buey del portal de Belén, como un eco de polémicas y farragosas campanas, llama la atención, una vez más, sobre el desinterés por profundizar en la fe, en el conocimiento de la persona de Cristo, y la reducción de las creencias a la anécdota televisiva de relleno, que sin remedio aceptamos. Cuánto nos perdemos. No queremos acostumbrarnos a lo mejor y nos conformamos con lo superfluo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada